• No hay productos en la cesta.
a
  >  Bebés   >  Destete respetuoso

Destete respetuoso

Hay muchas razones por las que dejar de amamantar, porque ya no nos apetece, porque el bebé ya no quiere el pecho, porque la vuelta al trabajo no nos permite conciliar… Sea por la razón que sea, siempre, SIEMPRE, debe ser una decisión personal. Algo que decidáis tu bebé y tú. La lactancia materna es algo muy personal e íntimo, algo sólo vuestro, y por lo tanto nadie puede decidir por vosotros.
Una vez que has tomado la decisión de dejar de dar el pecho a tu hijo o hija, y lo tienes claro, la mejor manera de hacerlo es llevando a cabo un destete respetuoso, es decir, sin lloros, progresivo, organizado, y consciente. Consciente sobre todo de lo que representa el pecho para tu bebé, para así poder ser lo mas cuidadoso posible y que no se convierta en un proceso estresante o negativo.

No hay un manual concreto para llevar a cabo un destete con éxito, cada bebé es distinto y puede reaccionar de manera diferente, por eso, es importante conocer a ese bebé para saber qué hacer, cómo hacerlo y en qué momento; y la persona que mejor puede hacerlo es su madre, porque sí, aunque a veces nos lo pongan en duda, somos las que mejor conocemos a nuestros hijos y debéis guiaros por vuestro sentido común y ante todo confiad en vuestro instinto maternal.
Algo a tener en cuenta es la edad de los bebés en el momento de comenzar con el destete. No es lo mismo dejar de dar pecho a un niño o niña de menos de 6 meses para el que su alimento exclusivo es la leche, por lo que antes de comenzar con el proceso deberemos buscar una alternativa adecuada, bien sea mediante la extracción de nuestra propia leche materna o mediante fórmula . Que a una de 6 meses a 1 año, para los que su alimentación principal sigue siendo la leche pero ya comienzan con alimentación complementaria; que a uno de más de un año que ya puede tomar leche de vaca y tiene una alimentación completa.

Aunque es diferente dependiendo de la edad del bebé, creo que hay algunas cuestiones que se pueden tener en cuenta en todos los casos y pueden ayudar para dar comienzo con ese destete respetuoso. A pesar de que sean pequeños, es muy importante hablarles con sinceridad, siempre con la verdad por delante y con mucha comunicación. Se les pueden explicar los motivos reales por los que ya no queremos seguir dando el pecho. Aunque no lo creamos los bebés entienden mucho más de lo que pensamos y seguro agradecen que se les haga partícipes del proceso.
Nunca negar el pecho, no ofrecérselo pero no negarlo. Podemos intentar alargar las tomas, por ejemplo, «ahora vamos de compras pero cuando lleguemos a casa te doy tetita», «¿jugamos a la pelota? cuando acabemos te doy tetita». Y por supuesto es importante no mentir, si le has prometido que a la vuelta le das teta, dásela. Si pasas mucho tiempo con el bebé apoyarte en familia y amigos también puede ser un buen aliado.

Cuando son más mayores, 18-24 meses, que ya son más conscientes de lo que pasa, se puede marcar una fecha en el calendario como límite. Explicarles que cuando llegue ese día ya no le vas a dar más pecho, y cada día que pasa recordarle que queda un día menos para que eso suceda.

Como decía éstos son sólo algunos consejos que pueden llevarse a cabo para ayudar en el destete pero cada bebé es diferente y a todos no les funcionan las mismas cosas.
En mi caso, cuando mi hija tenía unos 24 meses empecé a reducir las tomas y le dije que en la calle amatxu ya no le iba a dar tetita porque no me apetecía y porque en casa íbamos a estar más a gusto y más calentitas y tranquilas(estábamos en invierno y realmente no me apetecía coger un resfriado). Al principio cuando me pedía en la calle le recordaba que en cuanto llegáramos a casa le daría pecho e intentaba distraerla con otra cosa. Por supuesto nada más llegar a casa le daba la tetita. Cuando ésto ya estaba instaurado y ella ya no pedía en la calle, empecé a decirle que ya sólo íbamos a tomar teta para dormir, que por el día podíamos aprovechar para hacer otras muchas cosas y por la noche nos tumbaríamos a dormir juntitas con el pecho. Y también lo fue aceptando fenomenal. Cuando tenía unos 27 meses, cogió una enfermedad, estomatitis. Horrible, llagas en la boca, paladar, lengua, garganta, fiebre alta…. y como no podía comer sólo tomaba tetita y yo por supuesto le daba cuando ella quería. Pensaba que íbamos a volver para atrás y que tendríamos que volver a empezar, sobre todo porque mi hija era de alta demanda. Pero me hizo una herida en el pezón, y para mi sorpresa, ella por sí sola, decidió que no quería tomar más teta porque no quería hacerle pupa a amatxu. Fue una decisión suya, cuando estuvo preparada, y aunque me dió mucha pena, me alegré muchísimo de que así fuera, sin lloros, sin pasarlo mal y de la forma más natural.

En definitiva, todo tiene su momento y aunque a veces no lo creamos, todo llega. Sólo hay que acompañarles hasta que estén preparados, y tarde o temprano lo están. Y sobre todo y como siempre, con mucho, mucho amor.

Y juntos, que siempre es mejor.

 

Hay algunos libros que pueden ayudar y acompañar en este proceso como por ejemplo

 

https://images-na.ssl-images-amazon.com/images/I/51limXU58xL._SX331_BO1,204,203,200_.jpg

Este libro de Pilar Martinez Alvarez, te ayudará a tomar una decisión sobre el destete de tu hijo o te acompañará en el proceso de destete si ya lo tienes decidido. Aprende: – La edad natural del destete – Las recomendaciones oficiales sobre lactancia y destete – Los motivos para destetar – Cómo hacer un destete parcial – Las técnicas más efectivas para destetar por la noche – Cómo negociar con tu hijo si ya es mayor para que mame menos – Las recomendaciones que toda mamá debe tener en cuenta al destetar Y sobretodo, cómo hacerlo para que nadie sufra (ni el niño ni la mamá).

Tenéis el link directo en el siguiente enlace

O este otro de Patricia fondevilla Blanco y Laura Galán

https://m.media-amazon.com/images/I/41nDtbBVukL.jpg

Este libro es un completo manual donde encontrar las herramientas que necesitas para que tu destete sea dirigido desde el amor. Aquí encontrarás información sobre: Qué es y cuando se produce el destete Cómo actuar frente a un destete forzoso El pecho y la pérdida gestacional Sentimientos y el destete dirigido por el niño Claves para facilitar el destete dirigido por la madre según la edad del niño Estrategias para un destete diurno sin lloros Recomendaciones para un destete nocturno progresivo. El destete y su duelo. Patricia Fondevila es madre de dos niños y asesora de lactancia materna. Lleva más de 5 años consecutivos amamantando a sus hijos y ayudando a las familias en sus lactancias.Y desde hace más de un año escribe sobre lactancia en su blog maternidadycrianzavivencial.com Así une dos pasiones: Ayudar a las madres que la rodean con charlas , cursos y talleres sobre lactancia y crianza. Ayudar online a todas las otras madres que no disponen de expertas cercanas.

Ëste sería el enlace

 

X